Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca
Pensiones y superpoblación
Eduardo Saez Maldonado. 15.06.23 
Leíamos el otro día en la prensa que en España la población ha crecido ligeramente llegando ya a sobrepasar los 48 millones de habitantes (1). Todos los periodistas (ya sea de prensa escrita como de radio o televisión) que he tenido oportunidad de leer/escuchar lo consideran una buena noticia desde el punto de vista de la "sostenibilidad de las pensiones" (concepto este la mar de curioso sobre el que volveremos) y además recalcan (sobre todo si son medios "progresistas") el hecho de que este crecimiento no viene dado por la población, digamos autóctona (pues la fecundidad media y el crecimiento vegetativo ha disminuido), sino por los inmigrantes que compensan esta disminución de la natalidad y que, gracias a este fenómeno de inmigración, deviene en crecimiento positivo. Los medios "progresistas" recalcan este aspecto pues pueden así afear a los "conservadores" (y sobre todo a la extrema derecha) su actitud con frecuencia reacia a aceptar estos fenómenos migratorios. Sin embargo, todas estas argumentaciones están, en mi opinión, absolutamente desenfocadas y tiene que ver con el hecho de que esta necesidad de crecimiento poblacional perpetuo para alimentar las pensiones de los jubilados es considerado un paradigma por casi todo el mundo, casi un dogma de fe que nadie osa cuestionar. Sin embargo, es muy cuestionable. Veamos.
El trabajo científico titulado "Los límites del crecimiento", publicado en 1972 (2), ya vaticinaba hace 50 años que:

 "si el actual incremento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y la explotación de los recursos naturales se mantiene sin variación, alcanzará los límites absolutos de crecimiento en la Tierra durante los próximos cien años."

Lamentablemente esta predicción se está cumpliendo y ya han iniciado su declive la producción de petróleo, carbón y uranio mientras que el máximo del gas natural se prevé para el año 25 (3). Por su parte, la demanda creciente de materiales como las llamadas "tierras raras" tan necesarias para las nuevas tecnologías de producción de energía "limpia", o el cobre (tan necesario para todo) no permiten mantener por más tiempo la esperanza en el crecimiento de la disponibilidad energética. Además, la disponibilidad de tierras de cultivo empieza ya a chocar, por una parte con el afán desarrollista de nuestro capitalismo neoliberal y, por otra, con la necesidad de preservar espacios naturales que nos garanticen un mínimo de biodiversidad tan necesaria para el mantenimiento de unos servicios ecosistémicos básicos. Véase si no la preocupante controversia de estos días sobre la Ley de Restauración de la Naturaleza de la Unión Europea (4) que está intentando obstaculizar, como siempre, el Partido Popular Europeo.

Y estas consideraciones están hechas en relación a "recursos" no renovables, que son los más fáciles de entender (cuando se acaben se acabaron). Pero es que incluso los renovables, si excedemos la capacidad de regeneración de la naturaleza, se convierten en escasos. El agua por ejemplo.

Sencillamente no podemos crecer infinitamente en un planeta finito y, aunque hasta ahora sobraba de todo, debemos aceptar que hemos llegado al máximo. No cabe seguir creciendo.

Esta aseveración implica el fin de un sistema, el capitalismo neoliberal, que basa su existencia en la necesidad de un crecimiento perpetuo que, en tanto que imposible, condena al capitalismo a evolucionar hacia otro sistema que está aún por definir.

El crecimiento poblacional perpetuo es, por tanto, también inviable ya que no habrá recursos para una población creciente. Debemos, pues, pararnos a pensar.

Y ahora es cuando volvemos a la sostenibilidad de las pensiones con la que comenzábamos esta reflexión. El argumento de que necesitamos que crezca permanentemente la población para pagar las pensiones es absurdo. Para empezar, las pensiones son el único gasto público que se supone que debe financiarse de forma especial con un impuesto específico (las cotizaciones a la Seguridad Social). Nadie duda de que partidas importantes como las que financian de la educación, la sanidad, o incluso la defensa, deben financiarse con cargo a los presupuestos generales. Nadie pone en duda que gastos públicos tan esenciales como los sueldos de todos los funcionarios, por ejemplo, no deben estar sujetos a ningún impuesto específico. Nadie. Sin embargo las pensiones, tan necesarias como el sueldo de los médicos o los policías, sí. Y se discute sobre su eventual sostenibilidad (no la sostenibilidad de los sueldos de los maestros o los bomberos) en función de las cotizaciones a la seguridad social. Simplemente tenemos que decidir cuánto tenemos que gastar (en sueldos de funcionarios, partidas esenciales...pensiones), estudiar cuánto podemos recaudar y tratar de casar los impuestos con las necesidades. Si no podemos crecer más (y no podemos crecer más) no tendremos más remedio que hacer los números. Ya vamos por 48 millones de habitantes en España. El doble que había cuando los que ya pasamos del medio siglo de edad estábamos naciendo (y cuando se publicaba el premonitorio informe "Los límites del crecimiento" a que antes hacía referencia). ¿Hasta dónde creemos que podemos llegar? ¿Cien millones, quinientos, mil?

Aceptémoslo. Hemos llegado a los límites. Las reglas de juego que tenemos, y que no contemplan dichos límites, ya no sirven: hay que cambiarlas; y mejor hacerlo por las buenas y con planificación. Porque cambiarlas por las malas supone jugar ya a otro juego, mucho más incierto.

 Eduardo Sáez Maldonado

(1)   https://elpais.com/sociedad/2023-05-23/espana-supera-por-primera-vez-los-48-millones-de-habitantes.html  

(2)   https://es.wikipedia.org/wiki/Los_l%C3%ADmites_del_crecimiento

(3)   https://www.csic.es/es/actualidad-del-csic/antonio-turiel-la-escasez-de-materiales-es-una-estaca-en-el-corazon-de-la

(4)   https://es.euronews.com/2023/06/12/el-wwf-lucha-por-la-de-la-ley-de-restauracion-de-la-naturaleza-de-la-union-euro
Esta noticia ha recibido 526 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998