Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca
La Biología Evolutiva y el Humanismo (y viceversa)
Eduardo Saez Maldonado. 22.11.21 
Las teorías evolutivas darwinistas y sus modificaciones posteriores que nos hablan de competencia en la lucha por la vida y la ley del más fuerte como regla fundamental de la naturaleza, nos dejan cierto mal sabor de boca a los que nos gusta mirarnos (siguiendo nuestra tradición grecorromana y judeocristiana) en el acervo humanista que, en algún recóndito e ignoto lugar, pervive en nuestra decadente sociedad.
Y digo esto porque hoy hace 10 años que murió Lynn Margulis que, aunque es algo menos conocida que Messi, Gasol o Nadal, hizo una aportación a la biología evolutiva, aún hoy en construcción, que nos reconcilia con la tradición humanista.
Margulis, apoyándose en su exitosa teoría (hoy vigente) que explicaba el origen de las células eucariotas por fascinante simbiosis de las más primitivas células procariotas, desarrolló unas ideas dormidas que daban a la cooperación (en contraposición a la competencia) un papel crucial en los grandes avances evolutivos. El liquen (simbiosis de algas y hongos) es un ejemplo paradigmático de metaorganismo simbiótico que ha aumentado su complejidad apoyándose en una colaboración de organismos muy distintos para obtener beneficio mutuo; pero el ejemplo más fascinante y evocador es el de la babosa marina "Elysia chlorotica" capaz de utilizar los cloroplastos fotosintéticos de las algas de las que se alimenta para que realicen la fotosíntesis en su beneficio de forma, al parecer, controlada genéticamente en una increíble quimera animal-planta simbiótica y, quién sabe, si crucial desde un punto de vista evolutivo pues, si ya la invención de la fotosíntesis es quizá el paso más importante en la historia de la evolución, transferir a los animales esta propiedad casi mágica sería fascinante y un punto de inflexión en la historia de la vida.
La teoría simbiogenética de Margulis eleva, pues, la cooperación interespecífica a categoría determinante en el devenir de nuestra historia evolutiva y nos reconcilia enormemente con las esperanzas que aún nos quedan (cada vez menos) en el futuro de la humanidad si nos decidimos a ir renunciando a la competencia inmisericorde promovida por el salvaje neoliberalismo imperante (competitividad se llama ahora) en favor de una cooperación (solidaridad se llama ahora) que nos haga sentirnos como parte de una suerte de gran ley universal simbiótica de la que el humanismo no fuera una excepción.

Me hizo especial ilusión cuando, hace ya años, me enteré de que Carl Sagan (grandísimo divulgador científico, autor del libro "Cosmos" que tanto marcó mi futuro cuando acababa de cumplir los 18 años) había estado casado con la gran Lynn Margulis en una genial simbiosis. Hay incluso un científico español, Carlos de Castro, que ha desarrollado la idea de Gaia propuesta por Lovelock (con quien Margulis, claro, tuvo importantes colaboraciones) como un súper organismo Geobiológico simbionte y autorregulado (la erupción volcánica de La Palma nos hace reparar algo más en esta idea) danzando en la inmensidad del universo, quién sabe si en la más absoluta soledad, lo que hace esta humilde reflexión añorante de los valores cooperativos lamentablemente arrinconados por nuestra hipercompetitiva sociedad, aún más romántica.

Sirvan estas líneas como homenaje a la Dra. Margulis; una mujer que abrió una importante vía humanista en la comprensión de los fenómenos biológicos con, por qué no, prometedoras implicaciones sociales.

In memoriam.

Eduardo Sáez Maldonado.
Esta noticia ha recibido 534 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998