Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca
Obsolescencia programada
Natividad Castejon Valero. 11.03.21 
Quiero contar aquí una historia que a nadie le va a extrañar sabiendo lo que ya sabemos.
Hace unos días tuve que avisar a un técnico en secadoras, porque la mía hacía un ruído tan ensordecedor que todo el edificio se enteraba de cuándo la ponía.
El muchacho (muy apañado, por cierto y muy profesional) me preguntó desde cuándo hacía ese ruído y cuánto tiempo tenía la máquina.
Al responderle que tenía entre 5 y 6 años, me hizo un gesto con la cara avisándome de que estábamos ante (quizás) su último año de vida útil.
Eso ya lo sabemos todos...
Es vox pópuli que todos los electrodomésticos se fabrican para que duren más o menos ese tiempo, aunque a mí siempre me han durado más de 10 años, y en perfectas condiciones.
Entonces le pregunté si era tan habitual esa premisa, y comenzó a explicarme casos concretos, con nombres de marcas y fechas, que crean modelos defectuosos a propósito, para que cada año haya que cambiarles la placa base electrónica, o cualquier otro componente básico.
Me comentaba de un modelo antiguo de lavadora, del que "casualmente" esa placa siempre estaba disponible "porque salía mucho", según la casa de repuestos.

Parece ser que a una lavadora de unos 600€, todos los años por las mismas fechas, había que cambiarle la placa base, que salía por unos 100€ (25€ le costaba a la marca), que si sumamos la mano de obra, acaba en un pico.
El primer año no se cobra nada, porque está en garantía, pero a partir del 2° año, la broma sale por unos 150€ anuales.

¿Vosotros creeis que a la marca le importa algo?
Para nada. Ni la imagen, ni perder a un cliente, ni que le pongan una hoja de reclamaciones. Porque todas las marcas hacen lo mismo. Y el cliente que pierde una marca, lo gana otra.

En el caso de las 2 marcas propias de una conocida gran superficie de electrodomésticos, el problema es que las piezas para las "averías" vienen desde Turquía. Y hasta que no se llena un contenedor completo, no parte de allí. No sale a cuenta.

Te dicen 2 meses para una reparación, pero podrían ser 3 ó 4... ¡Y no pasa nada! Es totalmente normal que una familia pueda estar sin lavadora o sin nevera 2, 3, 4 meses, o el tiempo que haga falta. Y si no quieres esperar, compra otra. Es lo que hay.

¿Y sabéis qué es lo peor de todo esto?
Que se consiente.

Los gobiernos hacen mucho hincapié y pagan muchas campañas de concienciación, para que todos los ciudadanos de a pie reciclemos y tiremos nuestra botellita o nuestra latita al contenedor correspondiente, pero permiten que las grandes fábricas de electrodomésticos incluyan una obsolescencia programada (2.000 lavados, 10.000 fotocopias, 3.000 aperturas del congelador...), para que cada año miles y miles de máquinas perfectas acaben en los vertederos.

Me viene ahora al recuerdo un comentario de mi padre, cuando España llevaba unos años sumida en una sequía importante, al escuchar en el telediario las recomendaciones que se nos hacía para evitar el malgasto innecesario de agua.

Decía: "¡Eso! Nos piden a nosotros que cerremos nuestros grifos, mientras los suyos están totalmente abiertos".
Yo, que no había entendido el comentario, le pregunté: "Papá... ¿el gobierno tiene grifos?" Y mi padre me respondió: "Sí, hija, sí... LOS RÍOS son los grifos que maneja el gobierno. Y permiten que lleguen a los mares cargaditos de agua potable."

En este caso, viene a ser lo mismo... Nos piden a nosotros que reciclemos nuestras basuritas, mientras otorgan a las grandes compañías fabricantes de electrodomésticos la gracia de permitir que se amontonen millones de máquinas nuevas en los vertederos.

Al final, la película Wall•E de Disney-Pixar, va a resultar premonitoria. Para los que no la hayan visto, un pequeño robot hace limpieza en el planeta Tierra (convertido ya en una monstruosa escombrera), mientras la población mundial se toma unas "merecidas vacaciones" de decenas de años, a bordo de una mega nave espacial.

Si nuestros gobernantes mundiales lo permiten, ese será nuestro destino.

Yo, para poner mi granito de arena, propongo que se obligue a las marcas (por ley) a diseñar electrodomésticos que duren en perfectas condiciones un mínimo de 15 años. Y que cada consumidor sea libre de elegir si lo cambia antes de ese tiempo por un modelo más moderno, o no.

Claro, me dirían que no sería posible, porque las grandes multinacionales perderían fortunas en facturación.
Y yo respondería que las mismas fortunas que nos ahorraríamos los pequeños consumidores, además de la salud que ganaría nuestro planeta. Lógico, ¿no?

No haré más preguntas, señoría.

Gracias y saludos,
Natividad Castejón
Esta noticia ha recibido 1424 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998