Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Vie. 22 de Nov. de 2019
Desazón.
Jacinto Martinez Anton. 22.02.19 
Siento una gran desazón, mezcla de ansiedad, miedo, desesperanza, estupefacción, decepción, inseguridad, perplejidad y depresión cuando pienso en quien hemos permitido que nos gobierne estos 8 últimos meses. Esta sensación aumenta cuando observo la cantidad de trivialidades, frivolidades, mensajes de autobombo, falsedades interesadas y hasta un manual de autocomplacencia en el que utiliza, sin ningún escrúpulo todo y a todos, para disimular sus enormes deficiencias; y aún así no lo consigue.
Siento una gran desazón, pensando en que la historia puede repetirse, a la vez que siento una enorme vergüenza ajena al comprobar como miserables militantes de su partido; y llamó miserables a aquellos que lo critican a su espalda y lo justifican y defienden ante los medios de comunicación para no perder sus prebendas; justifican lo injustificable, defienden lo indefendible, aún a consta de destruir a una formación política que ha tendido una importante y honorable participación en el desarrollo de nuestra historia reciente.
Siento desazón cuando pienso que este país debería ser dirigido por un estadista, respaldado por formaciones políticas con sentido de estado, la primera aquella a la que pertenece, y, sin embargo, observo a un botarate que no se sacia de pagarse a sí mismo, aunque para ello destruya todo lo que hemos sido capaces de construir entre todos, y todavía lo escuchamos, e incluso algunos todavía se lo creen; no importa que amañan a les cuente lo contrario que hoy; no importa, es el que manda en el partido. ¡Que gran argumento!.

Siento desazón cuando observo a mis compatriotas en Cataluña, secuestrados y acorralados por un puñado de delincuentes que han decidido demostrarnos que están por encima de la ley, y no les pasa nada. Que no pueden ir a una cita médica, ni llevar a sus hijos al colegio, ni ir a trabajar, sin ser coartados, amenazados o agredidos, mientras que el gobierno de España; a su cabeza el presidente; no sólo lo consienten, sino que intentan justificar por medios escasamente éticos, por no acudir a otros calificativos, a los que ya encarcelados y actualmente en proceso judicial, llevaron a los ciudadanos, a los que representaban, a pelearse entre ellos, a romper su convivencia, haciéndola imposible, utilizando estrategias presuntamente sediciosas o rebeldes, pero en todo caso de clara ignorancia a la ley que nos obliga a TODOS.

Siento una enorme desazón ante la posibilidad real de que este señor, que nos ha gobernado estos últimos funestos meses, con una ambición personal insaciable y malsana, pueda volver a hacerlo, y que para mantenerse en el poder, como único o principal motivo, vuelva (o continúe, porque sigue haciéndolo) a alinearse con los que dinamitan el orden constitucional aún a riesgo, o más todavía con la certeza, de destruir a sus vecinos.

Esa desazón, se transforma en vergüenza cuando veo como el máximo representante del gobierno de mi país, tiene a gala en su currículum, haber plagiado supuestamente; se permitió no atender el requerimiento al respecto, de la segunda cámara del Estado, el Senado; haber firmado como autor un libro de autoalabanza, imprudencias, incoherencias, y mal gusto, que al parecer tampoco ha escrito él; utilizar un avión oficial como taxi particular, o cambiar un colchón que hubieran cambiado de oficio de todas formas, entre otras lindezas de muy escaso nivel. Desgraciadamente hay muchísimas más; como para llenar otro libro, y que lo vuelva a firmar.

Confío, quiero confiar, en el sentido común de mis compatriotas, en especial de los militantes de su partido, para que tengan la cordura de impedir que se repita o se perpetúe el esperpento que me produce esa desazón referida, que puede que sea compartida por alguno de ustedes.

Esta noticia ha recibido 789 visitas y ha sido enviada 4 veces       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998