Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Jue. 21 de Nov. de 2019
La virtud no está en los extremos
Jacinto Martinez Anton. 08.12.18 
La frase “en el término medio está la virtud” encierra un pensamiento asumido por la mayoría, que viene a aconsejarnos que huyamos de los extremos. Sin embargo, pienso que los extremos son necesarios para señalar el precipicio por el que podemos caer si nos acercamos demasiado.
Hace muy poco que han resurgido los extremos políticos en nuestra sociedad. Primero surgieron los extremismos de izquierdas, aprovechando, como hacen siempre, el descontento social, y utilizando las vías democráticas a las que critican y contra las que se manifiestan, se colaron en las instituciones. Pronto se les empezó a ver el pelo de la dehesa, exhibiendo sin pudor un inaceptable matonismo que sin embargo ha sido tolerado por la sociedad, quizás por complejo, quizás por miedo, quizás por pensar que era lo “políticamente correcto”, quizás vayan ustedes a saber porqué. Llevaron ese matonismo a las calles, promoviendo intolerables acosos a los que se denominó eufemísticamente escarches; apabullaron a los representantes del pueblo cercando el congreso, y, finalmente, lanzaron a sus hordas a las calles para agitar a la gente ante la irrupción, tan legitima como la suya, del extremismo contrario, el de derechas, en la política.

Nuevamente el extremismo, esta vez el de derechas, irrumpe en la sociedad, concretamente en la andaluza, capitalizando descontentos; esta es siempre la puerta de entrada de los extremismos. Como reacción la antidemocrática reacción del extremismo de izquierdas, echando a la gente a las calles, conculcando gravemente las reglas del juego y demostrando, a la vez, que no las aceptan, sobre todo si no van en un sentido diferente al de sus intereses.

Es de esperar, por lógica, que las actitudes de uno de los extremos, provoque una reacción de similar intensidad del extremo contrario, y cuando los extremos se tocan, sobre todo cuando se tocan la cara, la sociedad pierde. La bravuconearía pendenciera de la extrema izquierda, va a ser respondida por otras bravatas perdonavidas, de al menos igual intensidad, por parte de la extrema derecha; y viceversa. Al final la actitud violenta, tabernaria, irracional e irrespetuosa de unos pocos, condicionará el deterioro de la convivencia de la mayoría, si esta se deja avasallar y lo consiente.

Decía al principio que consideraba que los extremos son necesarios, por un lado porque marcan a la sociedad los límites de su coexistencia pacífica, y por otro, porque al no estar ocultos podemos “verlos venir”, y calibrar su fuerza como termómetro de la salud de nuestro sistema de convivencia.

La aparición en escena de los extremismos demuestra que la sociedad no funciona, porque, tanto por la derecha como por la izquierda, los posicionamientos extremos surgen, se apilan y se manifiestan cuando nuestro sistema político se corrompe, se vuelve injusto, o simplemente deja de atender al bien común; por eso, su fuerza es directamente proporcional a la desesperanza de la sociedad frente los abusos del poder establecido y a sus arbitrariedades.

No debemos olvidar, sin embargo, que la grandeza de la democracia está en que nos dota de unas normas por las que podemos autorregularnos, corrigiendo en las urnas los desajustes introducidos por políticos de uno u otro signo, y manteniendo a raya la fuerza de los extremos, de los que, a juicio de la mayoría, está alejada la virtud.
Esta noticia ha recibido 1021 visitas y ha sido enviada 2 veces       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998