Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca 5 usuarios en línea • Lun. 10 de Dic. de 2018
¿Qué atmósfera respirable nos aguarda?
Carlos Carmona Sanchez. 19.07.18 
Cuando caminas por la Sierra de Alhaurín de la Torre, es fácil tropezarse con una visión fantasmagórica. Una grieta situada en el mismo corazón de la montaña. Es el efecto que produce en la naturaleza, más de veinte años de extracción abusiva de áridos. Un paisaje bronco, duro y aristado. Como si le hubiera echado encima una vejez extraordinariamente prematura. Al parecer, puede que la situación empeore, pues “el ladrillo ha vuelto” Aunque los tiempos han cambiado se sigue haciendo lo mismo. Con lo que nuestro pasado no termina de pasar. Las viejas heridas de la Sierra ha comenzado a sangrar de nuevo, la crisis redujo el caudal, pero no consiguió parar la hemorragia. Y ya saben, en nuestro pueblo el no ir a peor se considera una mejoría. Por esta razón el gobierno municipal, la fundación de las canteras y el partido socialista local han llegado a la conclusión que para poder afrontar la posible demanda del “ladrillo, habría que aumentar la herida del paciente, eso sí, sin acabar con él. Con lo que la población seguirá disfrutando de apacibles días que irán de la mano de grandes cantidades de polvo. 
La propuesta de estos señores, es similar a cuando coges aliviado el pasillo de una casa de donde te quieres ir, y en vez de salir a la calle terminas en otra habitación. Debemos agradecer a la Sierra, de que a pesar haber sido desprendida de parte de sí misma, nos permite respirar con cierta calidad. Alberga el agua suficiente para que podamos vivir sin restricciones. Durante siglos ha protegido a este pueblo de las inclemencias marinas. De hambrunas, dando pasto para los ganados, leña, cal, carbón… A su sombra, puede nacer un árbol tropical y uno próximo al círculo polar. En la actualidad son muchos los paisanos y paisanas que practican deporte disfrutando de sus paisajes. Pero la realidad no es el deseo y la verdad es que aunque legalmente se ganen batallas, se cosechan demasiadas derrotas para intentar poner fin a esta locura. Puede que esta inercia nos lleve a la victoria. Y canteros, junteros, políticos y organizaciones afines, tengan que responder algún día por la expoliación a la que han sometido a la naturaleza de nuestro pueblo. 
Esta noticia ha recibido 675 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998