Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca usuarios en línea • Mi&e. 13 de Nov. de 2019
Un par de errores llevan a que un paciente del Clínico se pierda en plena noche en Pinos de Alhaurín
Federico Ortega. 16.04.18 
El pasado 6 de abril fue un día para olvidar por Luis Ocaña. Éste jubilado y enfermo de 70 años vive en la calle Torrox nº 420 en Pinos de Alhaurín. Estaba ingresado en el Clínico por una operación de la que le dieron de alta por la tarde. Los familiares regresaron a su casa a esperar a su padre y marido. No llegaba, no llegaba y llamaron a las 11 y a las 12 de la noche al Clínico y el enfermo no aparecía. Hasta que pudieron descubrir lo que había sucedido. Como hemos dicho, Luis vive en la calle Torrox nº 420 y justo enfrente, en el número 428 está situada la resicendia de ancianos Moncasol. Al parecer, y despues de que Alhaurin.com hablara con todas las partes, sucedió que el chofer de la ambulancia, acostumbrado a llevar abuelos a la residencia, creyó que Ocaña iba destinado a la misma y allí lo llevó, confundiendo que no era en esa dirección, sino justo en la casa de la acera de enfrente.
En dicha residencia estaban esperando otro paciente aquella misma noche y le dijeron al conductor que lo llevara a la otra sede de las dos que tiene Moncasol, tambien en Pinos de Alhaurín en la calle El Borje. Llegados a este ultimo local, bajan al enfermo y lo recogen, le hacen una glucemia para ver si tenía problemas de azucar y le dan algo de cenar. Pero el enfermo ha llegado sin documentación y les decía insistentemente a los empleados: 'yo no vivo aquí', 'yo no vivo aquí'. Al poco rato, llegan los familiares del enfermo, histéricos, según ambas partes y arman una trifulca con los empleados. Y se llevan a su padre con amenazas y totalmente fuera de sí. Avisados la dueña de la residencia y el médico de la misma a esas horas de la noche, se personan y comprueban todo el cúmulo de errores cometidos.

El primer error fue de la ambulancia, haber equivocado los números de la calle Torrox y el segundo que el enfermo iba sin documentación. Los familiares dejaron a su padre en el Clínico para que lo trajera la ambulancia y se llevaron consigo los documentos. Puestos al habla también con la residencia nos comentan que ellos recogieron al enfermo sin papeles porque estaban esperando a otro paciente y además era plena noche, la una de la madrugada y ya solicitarían los documentos al día siguiente, hasta que se pudo aclarar todo el embrollo. Ambas partes han tenido una gran bronca, con amenazas incluso de acudir a la justicia.

Los dos errores, la situación de ambos domicilios en la calle Torrox y la falta de documentación, hicieron que el pobre Luis Ocaña pasara un noche de miedo y frío que no se la desea a nadie.
Esta noticia ha recibido 978 visitas y ha sido enviada 1 vez       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998