Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca 7 usuarios en línea • Sáb. 25 de Nov. de 2017
Una Justicia manifiestamente mejorable
Federico Ortega. 06.06.17 
Casi todas las intituciones del Estado han tenido que afrontar alguna crisis desde la aprobación de la Constitución Española de 1978. El Congreso de los Diputados tuvo la suya particular con el 23F. Aquella fue la más gorda de todas, pero otras instituciones también las han padecido. El Tribunal Constitucional estuvo más de un año funcionando a medio gas, esperando ser renovado porque los políticos del Congreso no se ponían de acuerdo. Tuvieron que pasar diversas elecciones para que al PP le viniera bien proponer las vacantes de este alto Tribunal. La Iglesia Católica ha sufrido una disminución en sus seguidores hasta tal punto que está ahora en sus peores momentos en cuanto al número de sacerdotes, monjas, personal ayudante y asistencia de fieles a las iglesias; una de las mayores crisis que esta institución religiosa ha sufrido en 20 siglos de historia, aunque en el tema monetario y de influencia en las altas esferas no les va nada mal, pero lo que es el pueblo, hace tiempo que le ha dado la espalda; aguantan bien con los subvenciones públicas de todos, aunque todos no seamos acólitos y siguen inmatriculando a su nombre bienes públicos que son de todos. 
Que la justicia no es igual para todos se ha visto meridianamente claro en el fallo judicial de la infanta Cristina. En eso casi todos estamos de acuerdo pero nadie hace nada para remediarlo. Otro momento degradante y bochornoso para todos los que en un tiempo creimos en el estado de derecho, fue la condena e inhabilitación del juez Garzón. Fue un aviso a caminantes. ¡Cuidado con traspasar la linea de los privilegiados! Y del plegamiento de los jueces y fiscales ante el ministerio de Justicia y el Gobierno por extensión, qué vamos a decir. No actuar con determinación y el mirar para otra parte en los casos Gurtel, Lezo, Púnica... indica un comportamiento muy grave de la justicia en nuestro país. Llegados a esta tesitura nos podemos preguntar qué es más importante para la persona corriente, si el funcionamiento del estado de derecho o la misma democracia. La democracia sin garantías jurídicas es menos democracia. ¿Para qué queremos votar cada cuatro años si cuando nos hace falta la justicia, ésta mira para el poderoso?

Sería hora de una catarsis y renovación de la justicia en España. Al fin y al cabo una justicia igual para todos y todas es uno de los mayores bienes públicos que podemos aspirar, sobretodo los más débiles. Pero para eso haría falta voluntad política y los cuatro grupos principales del Congreso están más en lo suyo que en lo de los demás. Este año 2017 se cumple un siglo de la Revolución Rusa y aquella se produjo principalmente, hay pruebas históricas para afirmarlo, por el levantamiento y el hartazgo de las clases bajas del pueblo ruso: campesinos y siervos, soldados y mujeres, ante el abuso de la clase alta y del Zar, y por la masacre de soldados rasos en la I Guerra Munidal. Aquel malestar generalizado de los débiles fue aprovechado por el partido bolchevique, pero los vedaderos protagonistas del alzamiento fueron los desheredados. Ahora no se dan esas circunstancias tan extremas, pero sí hemos tenido un 15M y ya parece que se ha olvidado.
Necesitamos el estado de derecho y necesitamos creer en la democracia, pero para eso, la justicia debe ser justa.
Esta noticia ha recibido 593 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998