Visite nuestro patrocinador

Tu diario. Libertad de expresion

Su opinión Patrocinadores Normas Buscador Anúnciese aquí Hemeroteca 4 usuarios en línea • Sáb. 25 de Nov. de 2017
La cigüeña negra: primer inquilino ilustre de la Ciudad Aeroportuaria
Eduardo Saez Maldonado. 25.01.15 
La fotografía que acompaña este escrito ha sido tomada por un amigo en el Guadalhorce y muestra la presencia de una especie muy interesante desde un punto de vista ornitológico: la cigüeña negra. Este ave es rara y vive en el suroeste de la península ibérica (Huelva, Extremadura y poco más) compartiendo área de distribución con otros ilustres representantes de nuestra fauna como son el águila imperial y el buitre negro. Como suele pasar el invierno en África, a veces se puede ver descansando por el Guadalhorce antes de cruzar el estrecho a finales del verano. Sin embargo, la presencia en la zona en pleno invierno me ha sorprendido, aunque me dice mi amigo que ya es habitual verlas en esta época del año.
El Guadalhorce, a pesar de cruzar un área muy humanizada produciendo un fértil valle, es lugar donde se puede observar abundante fauna, y no sólo en su desembocadura. No es raro ver sobrevolando el río  al águila calzada y a la pescadora, y es frecuente ver deambulando por las zonas inundadas multitud de aves típicamente acuáticas (fochas, patos, porrones, cigüeñuelas, garzas, cormoranes, flamencos, cigüeñas…).
El proyecto defendido por el Movimiento Pro Parque Natural Sierra Mijas/Alpujata (en el que se incluyen la PDSS, Ecologistas en Acción, Sierra Viva Coín etc.), además de proteger la sierra como una zona de gran interés ecológico, pretende dar continuidad física a lo largo de áreas adecuadamente gestionadas desde un punto de vista medioambiental al valle y desembocadura del Guadalhorce con las zonas protegidas del oeste de la provincia (sierra de las Nieves etc.).
La presencia de un ave tan singular como la cigüeña negra en el río, nos recuerda que es cada vez más urgente gestionar el territorio desde una perspectiva ambientalmente sostenible. El pretencioso proyecto de la ciudad aeroportuaria defendido por el alcalde de Alhaurín de la Torre (“los patos que se vayan a Doñana”) es volver a tropezar con la misma piedra, con el agravante de que el deterioro que vamos generando con la brutal e indiscriminada ocupación del territorio es irreversible. Y esto considerando que, más allá de los valores ambientales, la importancia de la agricultura en el valle es enorme y no deberíamos sacrificarla en favor de más cemento, que ya tenemos bastante. Los ladrillos no se comen. De hecho, un adecuado desarrollo de zonas cultivadas forma parte de la correcta gestión de los Parques Naturales.

Y es que estamos pasando rápidamente de vivir en ciudades rodeadas de naturaleza, a que sean las zonas naturales, cada vez más escasas,  las que sobreviven a duras penas de la invasión de cemento que las va aislando cada vez más. La protección de zonas de interés ambiental como áreas “representativas” de ciertos ecosistemas a preservar a modo de museos es un escenario superado. La gestión en el futuro debe pasar (más allá de tomar medidas excepcionales en las zonas más valiosas) por regular extensos territorios comunicados entre sí para que las actividades humanas no impidan la coexistencia de los ecosistemas permitiéndose conexiones (que permitan flujos genéticos) entre las distintas áreas. El concepto requiere enfocar la protección desde un punto de vista más amplio.

Y es que el principal problema que tenemos es que somos demasiados, pero aún estamos a tiempo de evitar que nos sintamos cada vez más alejados de la naturaleza, abocados a un previsible colapso ecológico de inciertas consecuencias, aislados de nuestra esencia, ahogados en el cemento. Necesitamos para eso planificar el futuro mirando al horizonte; mucho más allá de la ciudad aeroportuaria.

Eduardo Sáez Maldonado

Esta noticia ha recibido 3635 visitas       Enviar esta noticia




<-Volver
Artículos de opinión y colaboraciones:
Animamos a los malagueños a expresar sus opiniones en este periódico digital.
Guadalhorce.net no se responsabiliza del contenido o datos de dichas colaboraciones. Todo escrito debe traer necesariamente, incluso si quien escribe es un colectivo: Nombre, apellidos y un teléfono de contacto del autor.

Envíe su artículo o carta a:
redaccion@guadalhorce.net


guadalhorce.net
Periódico Independiente
Málaga

Depósito Legal:
MA - 1.023 - 2000

Andalucía Comunidad Cultural S.L.
Servidor de Internet

Director: Alejandro Ortega
Fundador: Federico Ortega

952 410 658
678 813 376
contador
visitas desde nov. 1998